jueves, 8 de agosto de 2019

El Palacio de Cnosos

Cnosos fue la ciudad más importante de Creta durante la civilización minoica, que alcanzó su máximo esplendor en el segundo milenio a. C., siendo el complejo palacial más antiguo de Europa.

El Palacio de Cnosos es el más importante de los palacios minoicos de Creta (Grecia). Fue construido hacia el 2000 a. C. y destruido por un terremoto antes de 1700 a. C., para ser reconstruido en los siguientes años.


Sufrió destrucciones parciales hacia el 1650 a. C. e importantes antes del 1400 a. C., cuando fue abandonado para ser reutilizado después por los dorios y romanos.

Contaba con 17.000 m2 construidos y sus más de mil dependencias y estancias repartidas en dos hectáreas, y albergaba a todo un poblado en su interior. 

Todo el complejo se aglutina en torno al patio central. Debido a la forma de construir de los minoicos, añadiendo habitaciones progresivamente, los corredores están llenos de quiebres, lo que obliga a seguir un recorrido tortuoso.

Fue la residencia del legendario rey Minos. De la unión de éste con Pasífae nació el Minotauro, monstruo con cabeza de toro y cuerpo de hombre que fue recluido en un laberinto construido especialmente por su padre. Encerrado allí, se alimentaba de carne humana. Fue muerto por Teseo. 

La Entrada Norte era un estrecho pasadizo fácilmente controlable desde los pórticos de los pisos superiores.

Los almacenes permitían almacenar suministros para más de 40.000 personas, lo que hizo de Cnosos el centro de control y distribución de la producción agrícola de toda Creta.


La Sala del Trono recibía la luz por una abertura en la parte superior. Hoy hay copias de los frescos hallados en diversas partes del palacio. A nivel de la calle el acceso a la sala del trono tiene un vestíbulo con columnas. A la derecha entrando una bancada de piedra con una silla de madera reconstruida (la original se encontró quemada). Un fresco decora la pared.

Los diferentes pisos, que estaban conectados por una gran escalera, contenían las habitaciones reales. Los Aposentos Reales  son consideradas las viviendas de la clase dirigente, ya que son las más completas y amplias. Disponen de letrinas en cada estancia, sistema de iluminación mediante tragaluces y muy abundante decoración.

El Pórtico Sur comunicaba la entrada sureste con el patio central. Al igual que el resto de los corredores del recinto, estaba armado sobre columnas de madera en forma de cono invertido.

La Sala de los Delfines - En esta sala conoceremos los más bellos frescos del palacio que representan a los delfines en el mar que vemos en la fotografía de más abajo. El realismo de la obra sorprende para la época en que fueron realizados


El Salto del Toro - Uno de los frescos más conocidos encontrados en la palacio de Minos representa a un joven que salta sobre el lomo de un toro. Una joven espera para recogerlo y otra está a punto de saltar por encima de los cuernos del animal. Distintas escenas de toros y saltadores de toros han aparecido en sellos minoicos y estatuillas de bronce. En Knossos también se han encontrado símbolos en forma de cuernos de toro, así como vasos y copas con forma de cabezas de toro.

El Fresco del Príncipe de los Lirios - Denominado así por la flor de lirio que sujeta este personaje. Este bello fresco se encontró en el ala sudoeste, en una pintura mural del corredor que comunica el pórtico sur con las dependencias religiosas. Es una de las piezas arqueológicas más importantes de toda Grecia.



Fuentes:
https://mihistoriauniversal.com/edad-antigua/palacio-de-knossos/
https://www.grecotour.com/palacio-minoico-knossos-creta


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...