miércoles, 19 de agosto de 2015

Democracia Ateniense y el clasicismo

En el S V AC, Atenas será gobernada en forma directa por una Asamblea de ciudadanos mayores de 18 años, nacidos en el Ática e hijos de atenienses, que reúne en realidad a la minoría de la población ya que excluye mujeres, extranjeros y esclavos. Los cargos son colegiados y se eligen por sorteo, a excepción de los que requieren conocimientos específicos como el del estratega, responsable de la seguridad militar de la ciudad. 





Tras rechazar la invasión del Imperio Persa, Atenas organiza una alianza de ciudades griegas, la Liga de Delos, sobre la que ejerce una hegemonía imperialista, que se manifiesta por ejemplo en el empleo de los fondos bélicos comunes para el financiamiento de obras públicas en Atenas. 

En esta época se desarrolló el pensamiento de Sócrates, cuyo método mayéutico animaba a sus discípulos a descubrir la verdad a través de preguntas, y el de Platón, que consideraba al mundo sensible como la materialización de ideas preexistentes y al arte como una imitación imperfecta de la naturaleza, que a la vez es una imitación imperfecta del mundo de las ideas. 

Socrates

En este contexto de estabilidad política y económica nace el arte clásico. Se considera clásica a toda obra de arte meditada que emplee un canon de proporciones ideal, logre transmitir sensación de estabilidad a través del equilibrio compositivo (predominio de líneas horizontales y verticales, sistema de contrapesos visuales) y produzca serenidad en el espectador. 

Las palabras claves para definir al clasicismo de cualquier época son, entonces: racionalismo, idealización, estabilidad, equilibrio, serenidad.

El Partenon de Atenas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...