martes, 5 de junio de 2012

La Ciencia Griega

Las primeras inquietudes de la ciencia griega aparecen en los poemas homéricos (siglo VIII A.C.) con la descripción de las estrellas y el innovador concepto del universo en forma de esfera. Fue el amor de los griegos por las formas simétricas lo que condujo al concepto de universo esférico.


Los primeros hombres de ciencia griegos fueron:
  • Tales
  • Anaximandro
  • Anaxímenes
Éstos vivieron durante el siglo VI A.C. en el litoral oriental del Egeo. Tales sostenía la esfericidad del universo y creía que el agua era la sustancia básica a partir de la que se formaba todo. Anaximandro enseñaba que la Tierra era de forma cilíndrica, mientras que Anaxímenes creía que los cuerpos celestes eran agujeros en un cielo oscuro a través de los que brillaba una zona ígnea.

Pero el científico más importante del siglo VI A.C. fue Pitágoras, muy conocido por su prueba de la relación entre los lados de los triángulos rectángulos. Además investigó la armonía musical, y llegó a decir que había una relación divina entre números, música y universo.

Platón, sin embargo, en el siglo IV A.C., ayudó al desarrollo científico, al fundar la Academia en Atenas, donde se hacía énfasis en la naturaleza matemática del universo.

El discípulo de Platón fue Aristóteles (384 A.C. – 322 A.C.), quien fue el más grande filósofo científico de la antigüedad. También fundó su propia escuela, el Liceo, en Atenas. Adoptó la teoría de los cuatro elementos, como componenetes fundamentales de la materia:
  • Tierra
  • Aire
  • Fuego
  • Agua
Fue principalemente en el campo de la biología en el que Aristóteles estuvo más acertado. Describió el estómago de los rumiantes, como la vaca, y las costumbres de las abejas y sus enfermedades. También estudió las plantas, sin embargo fue su amigo y discípulo Teofrasto ( año 372 A.C. – 286 A.C.) el fundador de la botánica.

Algunas observaciones biológicas realizadas por Aristóteles tardaron muchos siglos en ser confirmados por los naturalistas. 

El astrónomo del siglo III A.C., Aristarco (año 310 A.C. – 230 A.C.) estableció que era el Sol y no la Tierra el centro del universo y calculó los tamaños del Sol y de la Luna.

Un siglo después, el más grande de los astrónomos observadores de la antigüedad, Hiparco (año 190 A.C. – 120 A.C.) descubrió la precesión de los equinoccios, agrupó un catálogo de estrellas, calculó eclipses solares y concibió una avanzada teoría sobre el movimiento del Sol.

La ciudad de Alejandría fue centro de investigaciones científicas por más de 500 años; las matemáticas florecieron con Euclides y Apolonio. Gran parte de la tecnología griega se desarrolló en Alejandría, donde alrededor del año 200 A.C., Ctesibio diseñó relojes de agua y una bomba impelente.

Ciencia griega. historia de grecia. historia de la ciencia. grecia antigua. Aristoteles. Platon
La Torre de los Vientos en Atenas
La Torre de los Vientos de Atenas tiene la parte superior rodeada de relojes solares, que en otro tiempo contuvo un gran reloj de agua (clepsidra), basado en un diseño de Ctesibio. Un ingenioso sistema de sifonado mantenía la presión hidráulica, confiriendo al reloj una razonable precisión.

Fuente: Enciclopedia Visual Salvat, tomo V

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...