miércoles, 5 de septiembre de 2012

Sociedad y arquitectura helenísticas

La cultura helenística comenzó a partir de la desmembración del Imperio de Alejandro Magno, diluyéndose bajo la dominación romana.

Sus principales logros urbanísticos se centraron en el gran desarrollo que tuvieron ciudades como Antioquía, Pérgamo y Alejandría.

La época llamada helenística va desde la muerte de Alejandro, en el año 323 A.C. hasta la conquista romana.


La Monarquía Helenística

La monarquía helenística presenta una mezcla de elementos griegos y orientales. El rey se justifica por su carácter divino, lo que le confiere poder absoluto. La monarquía es hereditaria, y la reina adquiere un papel importante. Rodeado por su corte en un palacio fastuoso, el rey luce la clámide helénica, la causía de los soberanos de Macedonia y la diadema de los grandes reyes. El culto real implicó la intervención del rey en la administración.

La Cultura Helenística

En el campo cultural, en este período se crearon estructuras de saber colectivo como la biblioteca y el museo. El museo, era un centro académico donde los estudiosos hallaban los instrumentos de trabajo necesarios.

En la literatura surgió el renacimiento de la poesía lírica, la aparición de la filosofía y la expansión de la comedia y de la historia. La filosofía continuó siendo una de las ramas más vivas del pensamiento griego: la mayor parte de las escuelas del siglo IV sobrevivieron, pero a la vez nacieron dos doctrinas ligadas a la moral:

  • El epicureísmo o moral del placer
  • El estoicismo o moral del esfuerzo

La Arquitectura Helenística

En la arquitectura helenística se continúa utilizando los tres órdenes tradicionales: el orden dórico, el jónico y el corintio. Aunque la arquitectura helenística prefiere las cualidades decorativas del orden corintio, el orden dórico alarga sus formas y adopta columnas más delgadas que quitan la decoración acanalada de su parte inferior.

Una de las diferencias más destacadas entre la arquitectura clásica y la arquitectura helenística es la organización interna de los grupos de construcciones religiosas helenísticas frente al desorden aparente de la época arcaica y de la clásica.

La arquitectura religiosa helenística

La arquitectura religiosa helenística se caracteriza por:
  • la construcción de los templos sobre una base bastante elevada
  • la individualización de la fachada
  • el desarrollo del pronaos

El Templo de Apolo en Didimo. Arquitectura helenistica. Grecia. Arquitectura religiosa helenistica. cultura helenistica. Monarquia helenica.
Templo de Apolo en Didimo 

El Templo de Apolo, en Didimo, cerca de Mileto, que fue construido entre los años 315 A.C. y 300 A.C. es un ejemplo típico de la arquitectura religiosa helenística. Construido con 21 columnas en los lados largos y 10 en los frontales, tiene un podio con 7 escalones, mientras que el interior permanece parcialmente a cielo abierto.

Bibliografía:
Historia del Arte – volumen 2: La Antigüedad Clásica

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...